domingo, 10 de noviembre de 2013

Ego



EGO



Primero fue el descubrimiento de la sierpe,
después la poesía del suicida.

Los profesores se empeñan
en encontrar las causas biológicas de la depresión.
Cien métodos infalibles.
Cien perfectas verdades
que no se discutirán en el aula.
Cien
(o noventa y nueve y un poquito)

No estoy de acuerdo.
Los que podamos atravesar el camino
seremos el nuevo aparat de los dioses.

Nunca espero mandatos
aunque sí, mandalas.

Ego te absolvo.

2 comentarios:

  1. Que bueno dejar un manifiesto antes...Cien maneras, cien excusas...todo conduce, finalmente, a lo mismo

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Percho. Sabemos que todo camino termina en muerte. Habrá que elegir la manera.

    ResponderEliminar

Puedes dejarme tus datos, tu correo virtual o tu teléfono y te ayudaré a suicidarte.